divendres, 28 de juliol de 2006

Tratamiento del asma bronquial en los cantantes

Fotografía del autor

Es éste un problema con el que nos hemos encontrado a menudo y que no resulta fácil de resolver por la contraindicación de los corticoides inhalados en los cantantes profesionales y la variabilidad de tolerancia para cada paciente de los otros medicamentos empleados.

Al no ser recomendable el uso solo de betamiméticos de acción larga, en esos pacientes se los administraremos asociados a los antileucotrienos o a la teofilina. Nos hemos encontrado, sin embargo, con algún caso de efectos secundarios, muy indeseables por los cantantes, como es la sequedad de boca y garganta después de la administración de antileucotrienos.

Cuando nos encontremos con una agudización de asma bronquial necesitaremos utilizar indefectiblemente los corticoides de acción sistémica por vía oral. Utilizaremos la prednisona o la prednisolona en ciclos cortos. Se puede hacer el tratamiento según dos modalidades: una consiste en convertir una dosis inicial de 30 a 40 mg en dosis única por la mañana durante dos o tres días, con la intención de proceder después a un descenso progresivo (por ejemplo, 5 mg cada dos días hasta llegar a cero o hasta la dosis de mantenimiento, en el caso de un asmático con asma persistente corticodependiente); en la segunda modalidad se administran 30 ó 40 mg al día durante siete o diez días, sin modificar la dosis y suspendiendo el tratamiento bruscamente al final.

Si utilizamos teofilina, lo haremos a base de preparados de acción retardada administrada a dosis iniciales de 200 mg /12 h., aumentando si hace falta de 100 en 100 mg. A partir de dosis de 500 mg / 12 h., se hace necesario hacer determinaciones de teofilina en sangre.
Huelga decir que en caso de sobreinfección respiratoria valoraremos la administración de antibióticos.

Foto: Aspirando un decorado en el escenario del Gran Teatre del Liceu, antes de una función. Prevención imprescindible para minimizar el impacto del polvo en los cantantes asmáticos.

Los cantantes profesionales que sufren de asma crónico suelen, por experiencia propia, conocer perfectamente lo que les va bien y lo que no. Algunos de ellos vienen con tratamientos muy personalizados y experimentados con nebulizadores eléctricos y medicación muy medida. Barcelona empero, no es un buen lugar para los asmáticos, sobre todo en primavera, y casi todos los cantantes con asma que acuden al Liceu por esas fechas sufren brotes de agudización. En una misma temporada hemos llegado a tener cuatro cantantes asmáticas en brote de agudización que han precisado tratamiento con predisolona oral.

Cap comentari: