dilluns, 31 de desembre de 2007





BON ANY NOU A TOTHOM!

¡FELIZ AÑO NUEVO PARA TODOS!



Que el 2008 ens porti pau, il·lusió, salut, prosperitat, intel·ligència, amor, ... bona música i millor cant!

diumenge, 30 de desembre de 2007

Samuel Ramey canta "Ella giammai m'amò!" de Don Carlo



Música per abans d'anar a dormir.
Aquesta nit us proposo l'inspirada ària de Felip II, de l'òpera Don Carlo, de Giuseppe Verdi, cantada per Samuel Ramey sota la direcció de Riccardo Muti. Aquesta ària expressa el dolor del rei davant l'amor no correspost de la reina. És de les meves preferides dintre del repertori verdià. Atenció al so preciós de la orquestra que suposo que deu ser la de la Scala de Milà.
Bona nit.

Despedida del año


Queridos blogueros operísticos,

El presente año acaba e, igual como les decía el año pasado por las mismas fechas, el mundo está que arde. Parece claro que la humanidad no sabe salir de sus inercias de tantos siglos de historia y sigue peleando y haciéndose matar por lo mismo de siempre o en nombre de lo de siempre. Mientras, el planeta está entrando en fase agónica pero parece que no importe a demasiada gente, aunque afortunadamente cada día hay más personas concienciadas.
E igual que el año pasado les vuelvo a decir ¡Señores, no se desanimen! Mientras haya quien haga música, escriba poesía o sienta el arte profundamente no estará el mundo del todo perdido porqué habrá sensibilidad. Sensibilidad para ver, para oír, para sentir, no sólo la belleza y el atractivo de la Naturaleza, sino también la profundidad de la conciencia humana, de la que todos formamos parte, con sus cortas alegrías y fugaces placeres pero también con su insondable sufrimiento. Y no me refiero al sufrimiento físico que también lo hay, sino y sobre todo al sufrimiento o dolor psicológico y al temor o miedo que están anclados en lo más hondo de nuestro ser. ¡Siéntanlo! No es su dolor o su miedo, ¡Es nuestro dolor y nuestro miedo! Común a toda la humanidad. Y si hay alguien que, en su inconsciencia, le parezca que no siente dolor o no tiene miedo, que pase revista a sus más vivos deseos no complacidos, a sus frustraciones profesionales o sociales, a la pérdida de sus seres queridos o al temor a quedar mal, a lo qué dirán, a hacer el ridículo o a perder el honor, a perder el puesto de trabajo, a la incertidumbre económica o el simple temor o miedo a la enfermedad y a la muerte. Es bueno tener conciencia de ello porqué es liberador.

Lejos de deprimirnos o dejarnos llevar por el mal humor vamos a celebrar el fin de año y el inicio del año nuevo con MÚSICA, como no podría ser de otra manera. La MÚSICA que expresa, como ninguna otra forma de arte, la alegría y el dolor humanos y que tanto nos hace disfrutar a los que tenemos la inmensa suerte de ser melómanos impenitentes.

Les deseo un año nuevo con paz, armonía y buena música.

Régine Crespin canta Fauré : "Soir", op.83 n°2



Música para antes de dormir.
Siguiendo con la Mélodie Française, por la que, ya habrán notado, siento una cierta debilidad, les sugiero esta noche esta canción de Gabriel Fauré, cantada por la gran Régine Crespin y acompañada al piano por Christian Ivaldi.
Les dejo el texto de Albert Samain:

Voici que les jardins de la nuit vont fleurir.
Les lignes, les couleurs, les sons deviennent vagues;
Vois! le dernier rayon agonise à tes bagues,
Ma soeur, entends-tu pas quelque chose mourir?

Mets sur mon front tes mains fraîches comme une eau pure,
Mets sur mes yeux tes mains douces comme des fleurs,
Et que mon âme où vit le goût secret des pleurs.
Soit comme un lys fidèle et pâle à ta ceinture!

C’est la pitié qui pose ainsi son doigt sur nous,
Et tout ce que la terre a de soupirs qui montent,
Il semble, qu’à mon coeur enivré, le racontent
Tes yeux levés au ciel, si tristes et si doux!

Buenas noches.

dissabte, 29 de desembre de 2007

Plácido Domingo - Les Contes d'Hoffmann



Esta tarde les sugiero este fragmento de los Cuentos de Hoffmann "Il était une fois a la cour d'Eisenach!", cantada por el gran tenor "todoterreno" Plácido Domingo. Este hombre que tiene una afición increible por la ópera, haga lo que haga, lo hace bien.

divendres, 28 de desembre de 2007

Jessye Norman canta "Je te veux" de Satie (1984)



Seguint amb la sempre amable Mélodie Française, us convido a gaudir d'aquest vídeo de la Jessye Norman cantant "Je te veux" d'Éric Satie, acompanyada al piano per Elisabeth Cooper. en el mateix concert de 1984 a la TV francesa.
Bona nit.

Norman canta "Les chemins de l'amour" de Poulenc (1984)



Música para antes de dormir.
A pesar de que el sonido no sea excelente, no se pierdan esta interpretación fantástica de "Les Chemins de l'Amour" de Francis Poulenc, por Jessye Norman y Elisabeth Cooper al piano, en una grabación de 1984 en la TV francesa.
Buenas noches.

dimecres, 26 de desembre de 2007

Windsbacher Knabenchor. Oratori de Nadal



Música per abans d'anar a dormir.
Aquesta nit us proposo aquest fragment de l'Oratori de Nadal de J. S. Bach, l'ària per soprano, oboè i eco, cantat per la Juliane Banse i Martin Dür en el paper de l'eco.
Bona nit.

Joyce DiDonato "Contro un cor" Il barbiere di Siviglia 2007



I en aquest altre vídeo en la graciosa escena de la lliçó de cant, de la mateixa òpera, amb Juan Diego Flórez. Una delícia.

Joyce DiDonato "Una voce poco fa " Il barbiere 2007



Com a il·lustració del comentari sobre La Cenerentola del Liceu, us proposo aquest recent vídeo de Joyce DiDonato cantant esplèndidament "Una voce poco fa ..." del Barbiere di Siviglia del mateix Rossini. Noteu que a cada estrofa els adornaments musicals són diferents tal com va fer també en les àries de La Cenerentola.

dilluns, 24 de desembre de 2007

BON NADAL



Abans d'anar a dormir us proposo aquest fragment de l'Oratori de Nadal de J. S. Bach, i aprofito per desitjar-vos a tots

BON NADAL
FELIZ NAVIDAD
BUON NATALE
JOYEUX NOËL
FROHE WEIHNACHTEN
MERRY CHRISTMAS

La Cenerentola en el Liceu


Fotos de Antoni Bofill.

Esta tarde he asistido al estreno de La Cenerentola de G. Rossini en el Gran Teatre del Liceu, que se ha desarrollado bajo el siguiente reparto:

Don Ramiro: Juan Diego Flórez
Dandini: David Menéndez
Don Magnifico: Bruno de Simone
Clorinda: Cristina Obregón
Tisbe: Itxaro Mentxaka
Angelina: Joyce DiDonato
Alidoro: Simón Orfila

Escenografía y vestuario: Joan Guillén
Iluminación: Albert Faura
Coreografía: Xevi Dorca
Dirección de escena: Joan Font (Els Comediants)
Dirección musical: Patrick Summers
Coro y Orquesta Sinfónica del Gran Teatre del Liceu

Nueva coproducción Gran Teatre del Liceu/Welsh National Opera (Cardiff)/Houston Grand Opera/Gran Théâtre de Genève.

De vistosa y colorida podríamos definir la puesta en escena de esta producción de Els Comediants dirigida por Joan Font. Todo presentado como los dibujos de un cuento infantil. Y es que justamente de eso se trata, de un cuento infantil: La Cenicienta (Cendrillon en el original francés de Perrauld). Presentación amable con la incorporación de seis simpáticos ratones que están por todas partes, ora ejerciendo de roedores arropando a Angelina, ora haciendo de criados llevando muebles de un lado para otro.
La mezzo Joyce DiDonato que dio vida a Angelina, posee una voz bella y bien timbrada y cantó de manera muy convincente su papel, tanto las partes más líricas como las difíciles agilidades rossinianas. Cantó con emoción, buen fraseo y musicalidad. Estuvo realmente brillante al final de la obra en su aria “Nacqui all’affano, … Non piu mesta…” que desató merecidamente ovaciones apasionadas del público.
En el papel del príncipe Don Ramiro, modélica la interpretación de Juan Diego Flórez, con musicalidad exquisita, fraseo
y dicción impecables y agudos contundentes. Creo que no hay nadie, hoy en día, que pueda interpretar este papel con mayor solvencia.
David Menéndez que interpretó a Dandini lució una buena voz baritonal pero debo decir que su musicalidad no estuvo a la altura requerida. Cantó siempre por detrás de los demás. Este defecto que ya de por sí es grave en un cantante profesional, se hace más estentóreo tratándose de una obra de Rossini que precisa de una musicalidad sincrónica milimétrica. En este sentido, el primer acto, salvo el concertante final que parecía más ensayado, fue una constante falta de sincronía entre foso y escenario y debo decir que la peor parte se la llevó Menéndez. Le faltó también comicidad y estilo bufo. Uno no podía dejar de pensar en el Dandini de Renato Capecchi en aquella función de la temporada 1970-1971 junto a Teresa Berganza y Eduard Giménez, entrando en escena con una flor en la mano y cantando de manera afectada y con aquella comicidad no exenta de elegancia “Come un’ ape ne’ giorni d’aprile va volando leggiera e scherzosa…”. Inolvidable. De todas maneras, parece que al público del Liceu le gustó en gran manera porqué obtuvo una verdadera ovación al final.
Bruno de Simone cantó el papel de Don Magnifico con propiedad y estilo aunque a mí personalmente me guste en este papel una voz más dramática.

Simón Orfila estuvo espléndido en el papel de Alindoro luciendo una voz grande pero cada vez más dúctil. Cantó con elegancia y musicalidad intachable.
Cristina Obregón e Itxaro Mentxaka interpretaron a las dos hermanastras con acierto tanto musical como escénico.
El coro, sólo de hombres, sonó bien pero con algún titubeo en la sincronización con el foso.
La orquesta mostró un bello sonido, quizás demasiado fuerte a pesar de estar reducida en número de profesores. El director Patrick Summers que alternaba la dirección orquestal con el acompañamiento al clave durante los recitativos, dirigió con unos tempi adecuados para mi gusto pero no pudo ajustar, especialmente en la primera parte, la sincronización foso/escenario.
Al final, vítores y aplausos para todos incluido el director de escena Joan Font que salió a saludar en mangas de camisa y barriendo el escenario con una escoba a lo Cenicienta.

En fin, una velada agradable que, seguramente mejorará desde el punto de vista musical a lo largo de las próximas funciones.

Lotte Lehmann - An Die Musik - Schubert



Música para antes de dormir.
Antes de acostarse no se pierdan la última grabación (1948) de Lotte Lehmann cantando An die Musik, de Franz Schubert, aquí con la voz en buenas condiciones.
Buenas noches.

diumenge, 23 de desembre de 2007

Lotte Lehmann- monólogo de La Mariscala



Abundando en lo que les decía en mi artículo "¿Por qué no soy caballista?" les aconsejo que no se pierdan este video sobre una clase magistral de la mítica Lotte Lehmann filmado en 1961, dónde interpreta, ya sin voz, (canta a octava baja) el monólogo de La Mariscala de El Caballero de la Rosa de Richard Strauss.
Observen el sentido dramático y el fraseo de su canto en la línea de lo que les comentaba en el citado artículo. Ya me dirán.

Por cierto, mañana les contaré el estreno de La Cenerentola en el Liceu que he visto esta misma tarde.

dissabte, 22 de desembre de 2007

Fritz Wunderlich "Leb' wohl, Mignon" (Adieu Mignon)



Música para antes de dormir.
Esta noche les sugiero otra gran interpretación de Fritz Wunderlich: "Adieu, Mignon" de la ópera Mignon de Ambroise Thomas, en esta ocasión en versión alemana. Disfruten de la calidad única de la voz del malogrado tenor germánico (falleció por accidente en 1966 a los 36 años) y de su manera de cantar.
Mañana domingo asistiré a la función de abono de La Cenerentola de G. Rossini en el Liceu, con la participación de Juan Diego Flórez, entre otros. Ya les contaré.
Buenas noches.

divendres, 21 de desembre de 2007

Martha Argerich - Scarlatti, sonata k. 141



Hoy les propongo esta sonata de Scarlatti soberbiamente interpretada al piano por Martha Argerich.

Gérard Souzay i Dalton Baldwin : Invitation au voyage d'H. Duparc



Música per abans d'anar a dormir.
L'excel·lent baríton Gérard Souzay i el pianista Dalton Baldwin interpreten, en una gravació històrica, "Invitation au voyage" d'Henry Duparc sobre el text del poema del mateix nom pertanyent al cicle "Les fleurs du mal", de Charles Baudelaire.
A baix us poso el text complet de la poesia, tot i que en aquesta versió només es canta la primera i la última estrofes.
Abandonem-nos als dolços i inspirats accents de la "Mélodie Française".
Bona nit.

Mon enfant, ma soeur,
Songe à la douceur
D'aller là-bas
vivre ensemble!
Aimer à loisir,
Aimer et mourir
Au pays qui te ressemble!
Les soleils mouillés
De ces ciels brouillés
Pour mon esprit ont les charmes
Si mystérieux
De tes traîtres yeux,
Brillant à travers leurs larmes.
Là, tout n'est qu'ordre et beauté,

Luxe, calme et volupté.

Des meubles luisants,
Polis par les ans,
Décoreraient notre chambre ;
Les plus rares fleurs
Mêlant leurs odeurs
Aux vagues senteurs de l'ambre,
Les riches plafonds,
Les miroirs profonds,
La splendeur orientale,
Tout y parlerait
À l'âme en secret
Sa douce langue natale.
Là, tout n'est qu'ordre et beauté,
Luxe, calme et volupté.

Vois sur ces canaux
Dormir ces vaisseaux
Dont l'humeur est vagabonde ;
C'est pour assouvir
Ton moindre désir
Qu'ils viennent du bout du monde.
Les soleils couchants

Revêtent les champs,
Les canaux, la ville entière,
D'hyacinthe et d'or ;
Le monde s'endort
Dans une chaude lumière.
Là, tout n'est qu'ordre et beauté,
Luxe, calme et volupté.

dijous, 20 de desembre de 2007

Fritz Wunderlich- La flauta mágica-Aria de Tamino



Este gran artista lo tenía todo, una voz de tenor lírico puro con un timbre y un color maravilloso y, además, cantaba como un ángel. No se puede cantar Mozart mejor.

dimecres, 19 de desembre de 2007

Lucia Popp: Fauré Requiem Op.48 - Pie Jesu



Música per abans d'anar a dormir.
Aquesta nit us proposo el Pie Jesu del Requiem de Gabriel Fauré, interpretat de manera angelical per Lucia Popp en una gravació de 1977 a Londres amb la Philharmonia Orchestra i the Ambrosian Singers, sota la direcció d'Andrew Davis.
Bona nit.

dimarts, 18 de desembre de 2007

Felicity Lott - Dites lui



Esta noche cambiamos de registro y les propongo esta simpática aria "Dites-lui ..." de La Grande Duchese De Gerolstein, de Offenbach, interpretada con clara dicción y vis cómica por la veterana soprano Felicity Lott.
¡Disfrútenla!
Buenas noches.

dilluns, 17 de desembre de 2007

Tatiana Troyanos. Mahler. Wer hat dies Liedlein erdacht?



Esta noche les sugiero esta versión personalísima de Wer hat dies Liedlein erdacht? del ciclo Des Knaben Wunderhorn, de Gustav Mahler, cantado por la mezzo Tatiana Troyanos, acompañada al piano por Martin Katz, en el marco del Festival Casals de 1985.
Buenas noches.

diumenge, 16 de desembre de 2007

Margareta Hintermeier: Mahler's "Wo die schönen Trompeten"



Música per abans d'anar a dormir.
La mezzo Margareta Hintermeier canta el lied de Gustav Mahler "Wo die schönen Trompeten blasen" del cicle "Knaben Wunderhorn", gravat al Konzerthaus de Vienna.
Bona nit.

dissabte, 15 de desembre de 2007

Cecilia Bartoli 'Vado, ma dove?' Mozart



Y si se han quedado con ganas de más, no se vayan a dormir sin ver y escuchar esta otra aria de Mozart que se interpretó en el mismo concierto. ¡Una maravilla!

Cecilia Bartoli 'Un moto di gioia mi sento' Mozart



Esta noche les sugiero esta preciosa aria de Mozart interpretada con gracia y musicalidad por Cecilia Bartoli, acompañada del conjunto instrumental Concentus Musicus de Viena, dirigidos todos por Nikolaus Harnoncourt.
Buenas noches.

dijous, 13 de desembre de 2007

Bach - Oratori de Nadal - Schlafe, mein Liebster



Música per abans d'anar a dormir.
Oratori de Nadal de J. S. Bach (BWV 248). John Eliot Gardiner dirigeix el Cor Monteverdi i la English Baroque Soloists, amb la participació de la mezzo argentina Bernarda Fink. Interpreten tots plegats "Schlafe, mein Liebster".
Bona nit.

dimecres, 12 de desembre de 2007

Chopin Etude Op25-12



Música para antes de dormir.
Boris Berezovsky interpretando, como si nada, el difícil Estudio Op. 25-12 de F. Chopin.
Buenas noches.

dimarts, 11 de desembre de 2007

Liebestod - Jessye Norman



Avui us torno a posar aquesta meravellosa ària del final del Tristany i Isolda, de Richard Wagner, interpretada de manera molt sentida per la gran Jessye Norman. No hi consta el director.
A destacar la immensa rostidora al seu darrera que fa realment témer que no acabi feta una gallina a l'ast.

dilluns, 10 de desembre de 2007

Coral Cantata 147 Bach



Música per abans d'anar a dormir.
L'Orquestra de cambra de Vic amb el Cor del CMVIC i públic interpreten el coral n.147 de Bach en el concert celebrar a la PIETAT de Vic el 17 de juny de 2007
Bona nit.

diumenge, 9 de desembre de 2007

¿Por qué no soy caballista?

Foto: la soprano Ángeles Blancas

Queridos blogueros operísticos,

Habrán observado mis pacientes lectores que no pongo vídeos de algunos cantantes que para algunos, quizás la mayoría, son o han llegado a ser la cumbre, la máxima expresión del canto.

Me refiero a cantantes de la talla de Montserrat Caballé, Luciano Pavarotti, Joan Suttherland, y quizá alguno más. ¿Cómo puede ser que Montserrat Caballé, una cantante señera, que ha cantado estupendamente, que ha hecho lo que ha querido con su voz gracias a una técnica impecable y que ha cosechado éxitos rotundos en todos los escenarios del mundo gracias también a la mística de unos agudos filados únicos, cómo puede ser, digo, que no me llegue ni me haya llegado nunca a emocionar ni un ápice, a pesar de reconocerle todos estos méritos? ¿Seré un bicho raro, una rara avis en el paisaje de la afición operística? Puede ser: nadie es perfecto, pero voy a intentar explicar el porqué de todo ello aún a riesgo de ganarme enemistades artísticas irreconciliables.

Siempre he dicho que para que un/una cantante me llegue debe de ser capaz de ponerme la piel de gallina en algún momento de su actuación. Es decir, que su interpretación sintonice con alguna “fibra sensible” que llevo dentro, o simplemente, que me llegue y me conmueva. ¿De qué sirve toda la técnica del mundo y toda la belleza vocal si este requisito “sine qua non” no existe? Cuando veo y oigo cantar un artista de estas características pienso “que bien lo haces pero que indiferente me dejas”. Caballé ha sido (y digo ha sido porque hoy día ya no es, aunque se empeñe en seguir siendo) desde el principio una cantante inteligente con un gran dominio técnico de la voz y una facilidad, no sé si natural o trabajada, para el filado más pulido y de sonido más perfecto que haya oído jamás. Su dominio del fiato ha sido también legendario: parecía que no respiraba. Pero ha tenido, desde mi punto de vista, dos defectos. El primero, la falta de pronunciación a partir de los medio-agudos y agudos y el segundo, el importante y casi descarado ahorro de medios durante el transcurso de la ópera de turno, reservándose para las arias o momentos más “importantes”. Este último hecho que seguramente no importa a la mayoría de aficionados, sí me importa mucho a mí y también a algún otro que, como yo, crea que la ópera debe ser cantada e “interpretada” desde la primera hasta la última frase.
Recuerdo un Trovador de los años 70 (¿Quizás en 1978?) en el Liceu, en el que Montserrat Caballé estuvo reservándose de manera muy visible durante toda la ópera para el aria del tercer acto que cantó con su estilo de “mística del filado” (que por cierto utilizaba cuando lo creía oportuno o le iba bien, no cuando “tocaba”) que levantó del asiento al público que literalmente rugía ovacionando a la ilustre soprano. Recuerdo que yo la aplaudía (era, desde luego, para aplaudir) pero pensaba “¿De qué gritarán tanto esta buena gente?” o bien “Qué bello sonido, qué filados, es el más difícil todavía, como en el circo”.

Esta misma sensación la he tenido con otros grandísimos cantantes: “Qué bien cantas, que voz tan estupenda, pero que frío me dejas”. Me ha ocurrido con Pavarotti y también con Suttherland, que cantaba con una perfección de sonido impecable “cómo una flauta” pero todo sonaba igual, ya fuera la Lucia di Lammermoor, la Fille du Régiment, Rigoletto o lo que fuera. Siempre la flauta perfecta dramáticamente inexpresiva.

Este tipo de cantantes en los que ha predominado la calidad de la voz y el dominio técnico por encima de otros parámetros (entre los que hay el fraseo, la dicción y la musicalidad más sutil unida a una expresividad dramática creíble) , tiene un tipo de público mayoritario y muy entusiasta pero también alguno (muy pocos) como un servidor que quedan indiferentes ante las habilidades técnicas casi circenses de sus protagonistas.

En las antípodas de este tipo de cantante están los reconocidos por mí como “grandes artistas” buen ejemplo de los cuales son Natalie Dessay, Virginia Zeani, Victoria de los Ángeles, Teresa Berganza, Carlo Bergonzi, Giuseppe Di Stefano, Plácido Domingo, Josep Carreras, la gran María Callas y un largo etc.

Les quiero hablar de una cantante en particular que quizás les hará entender qué espero yo de la ópera. Me refiero a Ángeles Blancas (ver foto), ésta, para mí, gran artista, no tiene quizás una técnica impecable, aunque sí suficiente, pero posee una capacidad interpretativa y de comunicación de sentimientos única. Cada frase, cada sílaba, diría yo, tiene un sentido. Fraseo, dicción y musicalidad van de la mano para ofrecer interpretaciones memorables, quizás discutibles, pero intensas en emociones que traspasan la sensibilidad del espectador hasta el estremecimiento. Me atrevería a decir “Arte versus Circo”.

dissabte, 8 de desembre de 2007

Handel - Xerxes - Ombra mai fu - Kathleen Ferrier



Música per abans d'anar a dormir.
Aquesta nit us proposo la gran Kathleen Ferrier cantant "Ombra mai fu..." de la òpera Xerxes, de Haendel. A més, si hi esteu interessats, podreu seguir la partitura que sempre va bé.
Bona nit.

divendres, 7 de desembre de 2007

Giuseppe Di Stefano - "A la Barcillunisa"



Música per abans d'anar a dormir.
Mireu que he trobat pels racons del YouTube, un Di Stefano joveníssim, l'any 1948, cantant una cançó popular siciliana amb aquella veu d'or i el fraseig que el va fer famós, en estat quasi virginal.
No us el perdéssiu pas.
Bona nit.

dijous, 6 de desembre de 2007

Gruberova - Martern aller



Esta noche les sugiero este video de Edita Gruberova en su buen época, y en el papel de Konstanze, cantando magistralmente "Martern aller Arten" de Un rapto en el Serrallo, de W.A. Mozart. Ópera de Munich, 1980.

dimecres, 5 de desembre de 2007

Summertime - Ella Fitzgerald & Louis Armstrong



Avui canviem de tema radicalment. Adaptació del Summertime de l'òpera Porgy and Bess de George Gershwin per a Ella Fitzgerald i Louis Armstrong. Una versió antològica, sens dubte.
Bona nit.

dimarts, 4 de desembre de 2007

Jussi Bjorling-Renata Tebaldi-"La Bohème" de Puccini


Segunda parte

Primera parte

Esta noche les invito a ver un video histórico que he encontrado, realmente interesante. Renata Tebaldi y Jussi Bjorling cantando el final del primer acto de La Bohème, de G. Puccini.
El video viene presentado además por el gran Charles Laugton.
Observen que también en aquella época bajaban las frases finales medio tono para ahorrarse el do natural que, por cierto, sólo está escrito para la soprano. El tenor debe bajar del la al sol natural. Así, por lo menos es como lo pensó Puccini. Si se fijan bien observarán que el cambio, es decir, el momento en que se baja el medio tono es justamente cuando la soprano dice "V'aspettan gli amici..." en que se queda en la misma nota en lugar de pasar del fa sostenido al sol natural. Está muy bien disimulado. Otras veces lo he escuchado con un cambio mucho más indiscreto: cuando más adelante el tenor canta "Dammi il braccio, mia piccina..." empezando ya la frase medio tono por debajo con lo que el salto es bastante escandaloso si uno está atento y conoce estas cosas.
También observaran que las dotes de actor de Bjorling no son excepcionales pero ello iba compensado con la belleza de su voz y su manera de cantar.

dilluns, 3 de desembre de 2007

Juan Diego Flórez - Pour mon âme



Com il·lustració del post de dissabte, us proposo aquest vídeo de Juan Diego Flórez cantant la celebèrrima ària dels nou do de "La fille du Régiment" de Gaetano Donizetti.
Bona nit.

Aida de segunda en el Liceu

Fotos de Antoni Bofill. Los participantes pertenecen a una versión anterior de Aida, pero la puesta en escena es la misma.

Esta tarde he asistido en el Gran Teatre de Liceu a la representació de Aida que se ofrecía con el siguiente reparto:

El rey: Stefano Palatchi
Amneris: Marianne Cornetti
Aida: Micaela Carosi
Radamés: Marco Berti
Ramfis:Andrea Papi
Amonasro: Ambrogio Maestri

Sacerdotisa: Begoña Alberdi
Orquesta Sinfónica y coro del G.T.L.
Dirección musical: Daniele Callegari
Dirección de escena: José Antonio Gutiérrez


Esta producción se ha representado una vez más con los decorados históricos de Josep Mestres Cabanes, restaurados por Jordi Castells, que para mí, no por ser archiconocidos, dejan de tener una belleza especial con un sentido de la perspectiva realmente sorprendente. Parece mentira que un simple papel pintado pueda conseguir un efecto de profundidad tan real. La dirección escénica de José Antonio Gutiérrez es sencilla, clásica y efectiva a la vez y respeta perfectamente el argumento de la obra.
Dicho esto, pasemos a la vertiente musical. Siento tener que decir que la Aida de esta tarde ha sido una representación de segunda clase o, si lo prefieren, de segundo reparto.


El tenor italiano Marco Berti posee una voz lírica/spinto de volumen casi ensordecedor y posee la materia prima adecuada para cantar Aida. No es habitual encontrar un tenor con una voz como la de Berti. Pero a pesar de este volumen y squillo impactantes, de una dicción clara que permite seguir perfectamente el texto, le falta sutilidad, intención dramática, legato y fraseo interesante. Ha sido, en todo caso, un tenor correcto, pero no ha pasado de aquí.
La Aida de Micaela Carosi ha pasado, bajo mi punto de vista, más bien con pena que con gloria. Posee una voz de soprano dramática de calidad discutible y volumen suficiente, pero su fraseo precipitado, su dicción ininteligible y su deficiente afinación han conseguido una prestación para olvidar.


La mezzo norte-americana Marianne Cornetti ha servido el rol de Amneris con intensidad. Su voz es grande en medios y agudos pero sus graves, a pesar de ser audibles, carecen de la brillantez o squillo recomendables para las partes más dramáticas. Sin embargo ha cantado con total entrega y ha estado convincente en su gran escena del juicio a Radamés. Ha cosechado una ovación al final.
Ambrogio Maestri ha cantado un Amonasro con voz baritonal bien timbrada y opulenta, con agudos apretados pero funcionales. Su participación empero no ha pasado de correcta.
El Ramfis del bajo alemán Andrea Papi ha sido resuelto con voz contundente y timbrada pero con una dicción poco clara, tal como decía un amigo mío a la salida: como si tuviera patatas en la boca.
El rey de Stefano Palatchi correcto como siempre. Correcta también la sacerdotisa de Begoña Alberdi.
La dirección musical de Daniele Callegari tampoco, bajo mi punto de vista, ha pasado de correcta, con algún desajuste escenario/foso especialmente en el aria de la soprano Ritorna Vincitor .
El coro que, en esta ocasión ha contado con la participación de la esposa del Presidente Rodríguez Zapatero, ha cantado, como es habitual, con empaste, belleza de sonido y efectividad.
En fin, una Aida más bien olvidable y aburrida con algunos breves momentos de buena vocalidad y poca cosa más.

dissabte, 1 de desembre de 2007

Apoteosis en el Liceu con Juan Diego Flórez



Ayer noche asistí en el Liceu al recital ofrecido por el tenor peruano Juan Diego Flórez, acompañado al piano por Vincenzo Scalera. El concierto se desarrolló bajo el siguiente programa:

I parte:

W. A. Mozart: Misero! O sogno… Aura che intorni spiriti, KV 431 (texto : anónimo)

Vincenzo Bellini: La ricordanza: Al udir del padre afflitto, de Bianca e Fernando. (texto: Pepoli)


Gioachino Rossini
: L’esule (texto: Torre). L'orgia (texto: Pepoli). Deh! Trocate, d'Elisabetta, Regina d'Inghilterra.

II parte:

Francesco Paolo Tosti: Ideale (text: Errico). Seconda Mattinata (texto: Cimmino). L'alba separa dalla luce l'ombra, de Quattro canzoni d'Amaranta (texto: D'Annunzio).

Reveriano Soutullo/Juan Vert: Bella enamorada, de El último romántico.

Amadeu Vives: Por el humo se sabe…. de Doña Francisquita

Gaetano Donizetti: Linda! Si ritirò, de Linda di Chamounix.

Queridos blogueros operísticos, ayer noche vivimos una verdadera apoteosis en el Liceu. Una de aquellas noches históricas que marcan época.

Juan Diego Flórez, tenor ligero ya bien conocido del público del Liceu ofreció un recital variado con una primera parte puramente belcantista que cantó con mesura, elegancia, buen gusto, fraseo claro, emisión prístina de la voz y con agudos brillantes y muy bien puestos. En esta primera parte la voz, todavía fría, sonó un poco blanca, como descolorida. El mismo cantante se quejó ante el público de un ambiente cálido y seco en la sala que le iba dejando sin voz, por lo que tuvo que interrumpir un breve momento el recital para beber agua y té y pedir al Teatro que aumentara el frío ambiental. También mandó retirar una flores del escenario que, por lo visto, debían afectar su aparato fonador. Fuera por lo que fuere, en la segunda parte la voz le sonó más coloreada y brillante. Cantó las canciones napolitanas de Tosti con emoción en el acento, dicción y musicalidad. Las dos arias de zarzuela fuero ejemplo de una buenísima prestación y lució su gracia belcantista en la última aria del programa: Linda! Si ritirò de la Linda di Chamounix de Donizetti.

Ante la lluvia de aplausos y vítores ofreció cuatro piezas fuera de programa. La primera La donna è mobile… de Rigoletto fue interpretada brillantemente con bromita incluida, en connivencia con el pianista, alargando el si natural final. Por cierto, déjenme decir que siempre he encontrado esta aria un tanto basta fuera del contexto de la ópera para la cual fue escrita, pero se ve que al público le encanta porqué fue ovacionada de manera apabullante. La segunda aria fuera de programa fue la celebérrima Ah, leve toi soleil… de Roméo et Juliette de Gounod que cantó de manera brillante y transparente con unos agudos realmente contundentes. La tercera aria Pour mon âme… de La fille du Régiment de Donizetti, la conocidísima aria de los nueve do, resultó un alarde de buen canto con voz brillante y los nueve do ejecutados con una perfección y seguridad inexistente hoy día en los escenarios. La respuesta del público fue tan contundente como el canto precedente, con unos bravos y ovaciones absolutamente desbordados. Para terminar ofreció una aria de la ópera Lucrezia Borgia de Donizetti, desconocida para mí, que no se canta normalmente en los escenarios, como bien indicó en sus palabras previas y que había sido interpretada por Alfredo Kraus. Resultó otro alarde de buen canto, emisión clara, musicalidad cuidadísima y coloratura ágil y contundente a la vez. Esta vez el público respondió puesto en pié y aclamando a Juan Diego Flórez como pocas veces he visto en el Liceu.

Al piano, Vincenzo Scalera estuvo, como siempre, excelente. Hace ya muchos años (quizás unos 25) cuando vi a Scalera por primera vez y fue como pianista acompañante en el Concurso de Canto Francesc Viñas. Ya me llamó la atención porqué se dejaba escuchar más y mejor que el propio cantante. Y es que los pianistas tan buenos como Scalera son un verdadero peligro para los cantantes mediocres pues estos quedan eclipsados por el arte de aquel. Pero cuando el cantante es de primera fila y logra tener un acompañamiento excepcional, la conjunción resultante es tremenda. Scalera hizo las delicias de los aficionados, como yo mismo, que apreciamos tanto al cantante como al pianista acompañante. Su prestación fue elegante y exquisita de principio a fin, pero déjenme destacar especialmente su inspiración creativa en las canciones de Tosti , repertorio que conoce a la perfección y que parece que haya sido escrito para él. Fueron desgranadas con un lirismo de elegancia excepcional que no he escuchado en otro pianista.
Recuerdo perfectamente, hace ya unos doce o quince años, un recital de Carlo Bergonzi en Madrid que fue retransmitido por televisión, en el que Vincenzo Scalera actuaba de pianista acompañante y estuvo realmente impresionante a lo largo de todo el concierto, pero recuerdo especialmente un Lamento di Federico de La Arlesiana de Cilea, con un grandísimo e inspirado Bergonzi. Esta aria ha quedado en los anales de mi memoria como una de las cumbres interpretativas absolutas y eternas.

Mañana vuelvo al Liceu para ver Aida, de Verdi. Ya les contaré.

dijous, 29 de novembre de 2007

Bach - Bwv113 - Cantata - Coro: Herr Jesu Christ



Música para antes de dormir.
Les sugiero esta cantata de J. S. Bach, la Bwv 113, con John Eliot Gardiner dirigiendo los "English Baroque Soloists and Orchestra"
Buenas noches.

dimecres, 28 de novembre de 2007

Impressionant Lucia de Natalie Dessay



Veritablement impressionant aquest vídeo de Natalie Dessay cantant "Spargi d'amaro pianto..." de Lucia di Lammermoor, de Gaetano Donizetti, en versió francesa. Posa la pell de gallina veure i sentir aquesta conjunció de cant i interpretació escènica. Benaurats els qui la van poder veure en directe!
Observeu que en el seu paper de boja tant li fa que la roba li caigui i ensenyi els pits. Què més dóna si està boja! Des de quan una dona boja es preocupa de tals minúcies?
Crec fermament que avui dia no hi ha cap cantant tan completa com la Dessay. És que és una "passada"!!! Visca la Dessay!

dimarts, 27 de novembre de 2007

I Lombardi - Verdi - June Anderson, Carlo Bergonzi, Ferruccio Furlanetto y James levine



Carlo Bergonzi (con 71 años, substituyendo a un ausente Luciano Pavarotti) junto a June Anderson y Ferruccio Furlanetto cantando la escena "Qui posa il fianco" y el trío "Qual volutta trascorrere sento" del Acto III de I Lombardi alla prima crociata, de Giuseppe Verdi, dirigidos por James Levine, en abril de 1996 en el marco de la Gala del 25 aniversario de Levine como director musical del MET. Admiren la belleza vocal de Anderson, el "savoir faire" de Furlanetto y especialmente la increíble emoción del canto y la dicción de Bergonzi.
Una verdadera gozada.

dilluns, 26 de novembre de 2007

Bach - Art of fugue - Contrapunctus01 - Glenn Gould



Música para antes de dormir.
Un poco de Bach interpretado por Glenn Gould siempre viene bien. Observen y escuchen la manera de hacer Música de este pianista realmente único. ¿Locura? ¿Genialidad? Qué más da: MÚSICA.
Buenas noches.

dissabte, 24 de novembre de 2007

Josep Carreras "La dolcissima effigie" Adriana Lecouvreur. Tokyo, 1976



Aquesta nit us proposo aquesta bellíssima ària de l'Adriana Lecouvreur, de Cilea, cantada per Josep Carreras en la seva millor etapa. La soprano, com haureu vist, és la Montserrat Caballé que, en aquella època, cantava molt sovint amb Carreras.
Gaudiu de la bellesa de la veu, del timbre varonil d'aquest gran tenor i del seu fraseig inigualable.
Bona nit.

La Traviata. Versión libre y magnífica de una escena del segundo acto.

video

He recibido vía e-mail este video que me parece muy bueno y deseo compartirlo con Uds. Imaginación y buen gusto para dar vida a una escena bien conocida de La Traviata de G. Verdi: Segundo acto: Finale secondo: Noi siamo zingarelle...
Espero que lo disfruten.

divendres, 23 de novembre de 2007

Stravinsky dirigeix l'Ocell de Foc



Cosa rara i curiosa.
Igor Stravinsky dirigint en persona el seu "Ocell de foc", amb la Philharmonia Orchestra, quan tenia 82 anys. No us ho perdeu, és molt interessant.
Bona nit.

dijous, 22 de novembre de 2007

Artur Rubinstein toca Debussy- La plus que Lente



Música per abans d'anar a dormir.
El vals "La plus que lente", de Claude Debussy, interpretat magistralment, com sempre, per Artur Rubinstein.
Bona nit.

dimecres, 21 de novembre de 2007

Fanget an! (primer acto): Meistersinger von Nürnberg


Segunda parte

Primera parte

Hoy les sugiero esta escena de "Los Maestros Cantores de Nuremberg" de Richard Wagner, con el reparto estelar de:
Hans Sachs: Bernd Weikl
Veit Pogner: Manfred Schenk
Fritz Kothner: Jef Vermeersch
Beckmesser: Herman Prey
Walther: Siegfried Jerusalem
Orquesta y coro del Festival de Bayreuth dirigidos musicalmente por Horst Stein y escenicamente por Wolfgang Wagner.

Extraordinario el gracioso papel del censor (Beckmesser) en manos de Herman Prey y contundente/sutil a la vez la vocalidad de Bernd Weikl (bien conocido del Liceu) en el papel de Hans Sachs, sin obviar para nada la excelente prestación de los demás.

dimarts, 20 de novembre de 2007

F.Mendelssohn - Song without words in D - J.du Pré



Música per abans d'anar a dormir.
Una altra vegada Jacqueline du Pré i la seva germana Iris interpretant aquesta vegada la "Romança sense paraules" en Re major, Op. 109 de Fèlix Mendelssohn.
Bona nit.

dilluns, 19 de novembre de 2007

Jacqueline du Pré - Granados- Intermezzo de Goyescas



Música para antes de dormir.
Intermezzo de la ópera Goyescas de Enrique Granados en un arreglo de Gaspar Cassadó para violoncelo y piano.
Interpretación histórica, soberbia y pasional de Jacqueline du Pré e Iris du Pré.
Buenas noches

diumenge, 18 de novembre de 2007

Mozart - La Flauta Màgica - Tölzer Knabenchor



Avui us suggereixo aquest fragment de La Flauta Màgica de Mozart. Els tres nens salvant del suicidi la desesperada Pamina després del desengany de veure Tamino qui, tot i els seus precs, es nega a parlar-li complint el vot de silenci imposat pels iniciats.
És un dels fragments que sempre he trobat més entranyables d'aquesta òpera.

dissabte, 17 de novembre de 2007

VICTORIA DE LOS ANGELES.MOMPOU.1971 FILM& SONG IN HER HOME !



Música per abans d'anar a dormir.
Victòria de los Ángeles i Frederic Mompou interpretant "Damunt de tu només les flors" del mateix Mompou.
Bona nit.

divendres, 16 de novembre de 2007

Mozart Gran Misa en do m. -10. Et Incarnatus est (Bernstein)



Música para antes de dormir.
"Et incarnatus est" de la Gran Misa en do menor, kv. 427, de W. A. Mozart.
Arleen Auger: soprano
Orquesta Sinfónica de la Radio de Baviera dirigidos por Leonard Bernstein.
Buenas noches.

Frühlingsstimmenwaltzer- Natalie Dessay- A Flat



Para desintoxicar, les sugiero esta ligera pero buena música de Johan Strauss, interpretada por Natalie Dessay en su debut en la Ópera del Estado de Viena en 1993, en el transcurso de la representación de "El Murciélago". Disfruten del buen canto de la Dessay y del aire vienés del vals como sólo se oye en Austria.

dijous, 15 de novembre de 2007

Mozart - Aria: Io non chiedo, eterni Dei!, K316 (1779)



Música per abans d'anar a dormir.
Natalie Dessay interpretant amb una sensibilitat extraordinària l'ària "Io non chiedo, eterni Dei!" de W. A. Mozart. Orquestra de l'Òpera de Lyon dirigida per Théodor Guschlbauer.
Es tracta d'una ària de les difícils que va ser originalment escrita per a la cantant Aloysia Weber.
Bona nit.

dimecres, 14 de novembre de 2007

Richard Strauss - Der Rosenkavalier



Música per abans d'anar a dormir.
Malin Hartelius en el paper de Sofia i Vesselina Kasarova en el d'Octavio en aquesta escena del Cavaller de la Rosa de Richard Strauss, representada a la Òpera de Zurich, sota la direcció musical de Franz Welser-Möst.
Bona nit.

Otoño: vacunación antigripal




Foto propia: flor de otoño (Montseny).





Estamos en otoño y, como ya dije en un post de octubre del año pasado, recomiendo vivamente la vacunación antigripal a todos los cantantes, a menos que haya alguna contraindicación puntual.

Habitualmente, las autoridades sanitarias recomiendan la vacunación a los mayores de 60 ó 65 años además de a los portadores de enfermedades crónicas como los diabéticos, cardiópatas, bronquíticos crónicos, enfisematosos, asmáticos, etc., pero en el caso del cantante, una simple gripe puede afectar, no sólo el estado de salud, sino el mismísimo calendario profesional, ocasionandole dificultades y pérdidas económicas difíciles de cuantificar, pero que pueden llegar a ser considerables. Y es que el entorno de trabajo de los cantantes, en lugares cerrados y en contacto con compañeros de profesión, coristas, músicos, figurantes, etc., facilita el contagio de las enfermedades víricas en general y de la gripe en particular sobre todo en las grandes ciudades y en épocas endémicas.
En los casos de antecedentes de asma bronquial, bronquiectasias, bronquitis crónica, etc. recomiendo también la vacunación antineumocócica una vez cada cinco años.

Malin Hartelius Mozart Die Entfuhrung Aus Dem Serail 2003



Música para antes de dormir.
A modo de ilustración del post anterior, vean y oigan a Malin Hartelius en el rol de Constanze de Un rapto en el Serrallo, de Mozart (año 2003)
Buenas noches.

dimarts, 13 de novembre de 2007

Recital de lieder de Malin Hartelius y Helmut Deutsch



Ayer noche asistí al recital de lieder ofrecido por la soprano Malin Hartelius y el pianista Helmut Deutsch en el marco de la “X Schubertíada a l’Illa Diagonal 2007” organizado por “Joventuts Musicals”.
El concierto se desarrolló según el siguiente programa:

Clara Schumann (1819-1896):

Warum willst du and’re fragen, opus 12, nº 11 (1840)
Ich hab’in deinem Auge, opus 13, nº 5 (1843/43)
Er ist gekommen durch Sturm und Regen, opus 12, nº 2 (1842)
Liebst du um Schönheit, opus 12, nº 4 (1840)

Robert Schumann (1810-1856) :

Frauenliebe und Leben, opus 42 (1840)

Jean Sibelius (1865-1957) :

Varen flyktar hastigt, opus 13, nº 4 (1891)
Var det en dröm, opus 37, nº 4 (1902)
Säf, säf, susa, opus 36, nº 4 (1900)
Flickan kom ifran sin älsklings mote, opus 37, nº 5 (1901)

Gustav Mahler (1860-1911):

Rheinlegendchen (1889), nº 7 de Des Knaben Wunderhorn (1893)
Schlimme Kinder artig zu machen, nº 1 de Lieder und Gesänge (1887-90)
Ich ging mit Lust, nº 2 de Lieder und Gesänge (1887-90)
Aus, aus!, nº 3 de Lieder und Gesänge (1887-90)

Malin Hartelius es una joven soprano lírica nacida en Suecia. Estudió en el Conservatorio de Viena con la profesora Margarethe Bence y desde 1989 ha trabajado en la Ópera del Estado de Viena, Ópera de Zurich, Bayerische Staatsoper de Munic y diversos festivales europeos entre los cuales figura el de Salzburg.
La primera impresión que me dió al salir a escena fué la de una mujer bella, de estilizada figura, desenvuelta y elegante. Posee una voz lírica de mucha calidad, de vibrato rápido, una musicalidad exquisita con buen fraseo y expresión cálida. La belleza del timbre y color se vuelve deliciosa en la media voz y en el piano que domina a la perfección. Quizás ha sido en el conocido ciclo de canciones “Frauenliebe und Leben de Robert Schumann, donde ha hecho mejor gala de interiorización y expresividad. Los lieder de Sibelius fueron cantados, en sueco, con sencillez y simpatía.
Fue, sin embargo, con Mahler cuando exhibió un canto más expansivo que le permitió lucir su bella y convincente vocalidad .
Al final obtuvo una fuerte ovación y ofreció tres bises: Als Luise die briefe (Cuando Luisa quemó sus cartas) de W. A. Mozart, Die forelle (La trucha) de F. Schubert y otro lied de Mozart: Der Zauberer (El mago).

Helmut Deutsch acompañó con un piano Kawai de cola que quizás no estaba a la altura que debiera en el sentido de que, al levantar las manos del teclado y antes de que los apagadores hicieran su labor, las cuerdas ofrecieron más de una vez un rechinar sonoro no muy adecuado a la delicadeza de la música. Con todo, estuvo muy correcto, acompañando con sabiduría, musicalidad y bisoñez, siempre atento a la cantante.

Una velada muy agradable.

Sonetí de la Rosada - Eduard Toldrà



Hoy les sugiero esta inspirada música de Eduard Toldrà, que rebosa mediterraneidad por los cuatro costados. Muy bien interpretada por Judit Bardolet y Joan Rubinat en un concierto en la Biblioteca Triadú de Vic, el 13 de Julio de 2006.

diumenge, 11 de novembre de 2007

Pau Casals interpreta BACH - Suite núm. 1 per a violoncel sol


Segona part

Primera part

Música per abans d'anar a dormir.
La suite núm. 1 de J. S. Bach interpretada per Pau Casals en una filmació històrica de 1954 al monestir de Sant Miquel de Cuixà a la Catalunya Nord, en el marc del Festival de Prades.
Abans de voler comparar distintes versions de la mateixa obra per d'altres intèrprets, val la pena recordar que la qualitat tècnica de la gravació no té res a veure amb altres de més tardanes que confereixen una sonoritat a l'instrument molt més plena i grata a l'oïda.
Bona nit.

Marcelo Álvarez - acto III - Forse la soglia attinse - Un Ballo in Maschera



Más que notable interpretación, durante este mismo año, del tenor argentino Marcelo Álvarez de esta difícil aria de Un Ballo in Maschera de G. Verdi, cantada con lirismo, fraseo y emotividad ¿Está llamado este cantante a ser el referente de los tenores de gran repertorio incluído el verdiano, habida cuenta de la precariedad de esta cuerda en el momento actual, con el lógico y fisiológico declive de Carreras y Domingo, el fallecimiento de Pavarotti y el dudoso momento vocal de Villazón? No se pierdan el artículo de Lorenzo Arruga en la revista semanal italiana Panorama que pueden encontrar en el post de Agatarco de 6 de noviembre inserto en su interesante blog operístico "theatrum psichotechnicum"

divendres, 9 de novembre de 2007

Schumann: Cello Concerto (part 2)



Música per abans d'anar a dormir.
Avui, la segona part del mateix concert per violoncel i orquestra de Robert Schumann.
Vejeu l'elegància de Pierre Fournier (1906-1986). Per alguna cosa li deien l'aristòcrata dels celistes.
Va ser molt reconeguda la seva especial habilitat en fer anar l'arquet. Sens dubte, un dels grans noms francesos del violoncel juntament amb Maurice Maréchal, Paul Tortelier, Maurice Gendron, André Navarra i, més tard, Jacqueline du Pré.
Bona nit.

Schumann: Concert per cello i orquestra (part 1)



Avui us suggereixo el Concert per a violoncel i orquestra, Op. 129 de Robert Schumann (primera part), en una interpretació històrica de Pierre Fournier i la Orquestra Nacional de l'ORTF dirigida per Jean Martinon.

dijous, 8 de novembre de 2007

Rachmaninov: Sonata Cello&Piano Op.19: II Allegro scherzando



Música para antes de dormir.
Un poco de Rachmaninoff para conciliar mejor el sueño, aunque los que lo oigan en hora de vigilia también lo van a disfrutar. Karel Bredenhorst y Sofja Gülbadamova.
Buenas noches.

dimarts, 6 de novembre de 2007

Rachmaninoff Piano Concerto No 2 - Arcadi Volodos


Quarta part

Tercera part

Segona part

Primera part

Aquesta nit us proposo el Concert núm. 2 per a piano i orquestra de S. Rachmaninoff per a romàntics impenitents (vergonyants o no), esplèndidament interpretat pel virtuós Arcadi Volodos amb la Royal Concertgebouw Orchestra d'Amsterdam dirigits tots per Riccardo Chailly. La tècnica i musicalitat de Volodos és aplastant, definitiva i quasi insultant. Crec que la versió és tan bona que, encara que sigui un concert ben conegut de tothom i dels més toquerejats o "sobats"del repertori, val la pena tornar-lo a gaudir. No us el perdéssiu pas!

dilluns, 5 de novembre de 2007

Borodin - Shostakovich Quartet 2 Op 68, Waltz



Cambio de tercio. Les propongo el tiempo de Waltz del cuarteto nº 2, Op. 68 de Shostakovich, interpretado por el Cuarteto Borodin.
Que lo disfruten.
Buenas noches.

diumenge, 4 de novembre de 2007

Diari d'un desaparegut/El castell de Barbablava en el Liceu

Fotografías de Antoni Bofill

Esta tarde he asistido en el Gran Teatre del Liceu a la representación de la dos obras que se representaban seguidas sin solución de continuidad: Diario de un desaparecido de Leos Janacek y El castillo de Barbazul de Béla Bartók, que se ha representado bajo el siguiente reparto:

Diario de un desaparecido:
El hombre (Janík): Michael König
La mujer (Zefka): Marisa Martins
Prime
ra mujer: Assumpta Mateu
Segunda mujer: Beatriz Jiménez
Tercera mujer: Anna Alàs

El castillo de Barbazul:
El duque Barbazul: Willard White
Judit: Katarina Dalayman
Prólogo (voz grabada): Pere Molina
Dirección m
usical: Josep Pons
Dirección de escena: Àlex Ollé y Carlus Padrissa (La Fura dels Baus)
Nueva producción: Gran Teatre del Liceu/Opéra National de Paris.


Diario de un desaparecido es un conjunto o ciclo de 22 canciones para tenor, mezzosoprano y tres voces femeninas y, originalmente, piano pero que se ofrece en la versión orquestal de Gustav Kulm. Trata del proceso de enamoramiento de un campesino (Janík) por una gitana (Zefka), desde el momento de la fuerte atracción inicial hasta que decide dejarlo todo e irse a vivir con ella (y el hijo que espera) una nueva vida en una valiente determinación de renuncia a su familia y país.

El diario de Barbazul es una breve ópera para bajo y mezzosoprano basada en el celebérrimo cuento de Charles Perrault. Judit, la esposa del Duque Barbazul, desea abrir las siete puertas del castillo a pesar de las advertencias del marido. Descubre de manera sucesiva la cámara de la tortura, la sala de armas, la del tesoro, el jardín, las inmensas posesiones del duque y el lago de lágrimas. Barbazul le advierte que no abra la séptima puerta, pero la curiosidad femenina puede más, y como Elsa de Brabante que no deja de insistir hasta que descubre el secreto de Lohengrin que la pierde, aquí también Judit insiste e insiste hasta que logra la llave para abrirla. Ella espera encontrar las anteriores esposas del duque asesinadas, pero, para su sorpresa, descubre a tres mujeres muy bellas. Ellas son las esposas de la mañana, del mediodía y de la tarde con lo que empieza a comprender que ella será la esposa de la noche. Barbazul la cubre con una capa de estrellas y cierra la puerta tras de sí, sumergiéndose el castillo de nuevo en las tinieblas.

El diario de Barbazul comienza con Judit recordando la oposición de su familia a la boda con el duque. Éste es el pretexto del que se sirven los montadores del espectáculo para iniciar esta ópera justo dónde termina Diario de un desaparecido, enlazando las advertencias familiares a Janík con las dirigidas a Judit. Tal como si se tratara de la misma mujer.

El espectáculo global resultante es un montaje de 95 minutos que se presenta sin solución de continuidad.

La puesta en escena de La Fura dels Baus no defrauda. En la primera obra, la actuación de Janík se realiza desde un agujero en medio del escenario, sugerente imagen que recuerda la posición cerrada del protagonista por sus prejuicios raciales y también su esclavizado sentir por los encantos de su amante (por lo menos, es lo que me ha parecido entender). Tras el inicio de la escena amorosa con Zefka, aparecen figurantes de ambos sexos prácticamente desnudos deslizándose por el suelo alrededor de los dos amantes con un bello, sugerente y seductor movimiento coreográfico ondulante, muy bien iluminado, que resalta muy bien el erotismo del momento. Al final, Janík sale del agujero cuando entiende que va a dejarlo todo por ella y el hijo de ambos, es decir, cuando se libera de sus prejuicios y decide romper cadenas e irse a vivir su vida.

El tenor alemán Michael König, tiene una convincente voz de tenor lírico con suficiente musicalidad y agudos impactantes para cantar su difícil parte. Desde el punto de vista escénico, quizás demasiado entrado en carnes para mi particular gusto, pero muy convincente en su actuación. La mezzo Marisa Martins, déjenme decirlo, posee una voz que no es bella pero sí sugerente y es una señora que sabe cantar y tiene una musicalidad más que notable. Si a ello le sumamos un estilizado y atractivo cuerpo además de ser una buena actriz, comprenderán que el resultado final sea convincente. Las tres mujeres han cantado, desde la parte izquierda del foso orquestal, con un gusto exquisito, voces empastadas y afinación impecable. La dirección musical de Josep Pons ha sido cuidadísima, casi de orfebrería, de música de cámara y ha hecho que la orquesta de la Casa sonara con belleza, ductilidad, elasticidad y precisión. La música de Janacek bellísima y sugestiva como siempre ha salido beneficiada de la inspiración de Pons y la prestación orquestal así como de los solistas de la velada.

La puesta en escena de El Castillo de Barbazul se ha basado en un escenario oscuro dónde, a través de proyecciones de video, proyectadas ya en singular, ya en pantallas transparentes paralelas y superpuestas, han dado vida a una multitud de imágenes sugerentes de las percepciones y pensamientos de Judit tras la abertura de las distintas puertas del castillo. El resultado muy espectacular y lleno de ideas, poco habituales en los teatros de ópera, ha colmado mis expectativas de espectador a veces escéptico en según qué montajes actuales.

La soprano Katarina Dalayman ha cantado el rol de Judit con su voz de soprano spinto/dramática con propiedad y buen gusto. El jamaicano Willard White ha lucido su bella y timbrada voz de bajo cantando con autoridad, musicalidad e intención dramática su rol del duque Barbazul.

No puedo entrar en la dicción de los cantantes porqué mis nulos conocimientos del checo (Janacek) y de la lengua magiar (Bartók) no lo permiten.

Josep Pons ha dirigido también esta ópera con gusto exquisito dando énfasis al clima de misterio de un sinfonismo casi cinematográfico (como asegura él mismo en una entrevista publicada en la hoja informativa del Gran Teatre del Liceu.

En fin señoras y señores, les recomiendo vivamente que no se pierdan este montaje. Me lo agradecerán.

dissabte, 3 de novembre de 2007

Amadeus Quartet plays Beethoven Op. 135 III Lento assai



Música para antes de dormir.
El Cuarteto Amadeus interpreta el tercer movimiento (Lento assai) del Cuarteto Opus 135, de L.V. Beethoven.
Buenas noches

dimarts, 30 d’octubre de 2007

Discurs de l'Ambaixador Dr. Delfí Colomé en la presentació del llibre virtual Medicina del Cant

Foto: l'Ambaixador Dr. Delfí Colomé

Finalment, he decidit posar el text complet del discurs de presentació del llibre Medicina del Cant, escrit pel meu bon amic l'Exm. Sr. Delfí Colomé i Pujol, Ambaixador d'Espanya a Corea del Sud, compositor, musicòleg i escriptor.
Deia així:

Senyores i senyors, amigues i amics,

En principi, els metges no han tingut mai bona literatura. Potser perquè els literats són gent d’excessos que, tard o d’hora es paguen i, irremissiblement han hagut de caure a mans de galens –amb el que la única venjança que els quedava era la d’ironitzar sobre la professió mèdica; que la ironia és una de les poques violències que els intel·lectuals es poden permetre.
El novel·lista britànic Anthony Burgess –autor de La taronja mecànica- que, a més, va ser un excel·lent músic amateur, va escriure: “Allunyeu-vos dels metges. No fan res més que provar, intuir i fer veure que entenen el què passa. Deixen la curació en mans del temps i de la Natura, i se n’apunten els èxits”.
I Benjamin Franklin encara arrodonia més la qüestió: “Déu cura; i els metges passen la factura”
Però és curiós com, malgrat que els musics siguin també gent d’excessos –tant o més que els literats, segons ens prova la història- en canvi hagin donat als metges un paper molt més significat a les seves produccions.
Mala literatura, però millor música, podríem dir.
Hi ha molt bons estudis publicats sobre metges i música, metges i òpera.
Articles com el del Dr. Ober sobre “Els doctors operístics”, o el de Fielding sobre “Mite, medicina i música” o el de Goldowski a propòsit d’”Algunes qüestions mèdiques a la literatura operística”; o els d’en Javier Borja al nostre país, en són un bon exemple.
Tots posen de relleu, com ho fa també en Josep Carreras al pròleg d’aquest llibre, els múltiples doctors que apareixen en escena a les òperes.
No a les primeres –de Haendel, Monteverdi o Gluck- perquè bàsicament es nodrien d’arguments mitològics o referits a l’antiguitat.
Els primers metges apareixien a les òperes del segle XVIII.
Recordem el Dr. Bartolo de Les noces de Figaro mozartianes; un enredador notable que acaba descobrint que Figaro és fill seu. O el Dr. Krautmann, protagonista d’una òpera de nom ben distintiu en aquest cas –Doctor i Farmacèutic- de Carl Ditters von Dittersdorf, que es baralla amb l’apotecari Stoessel per raons de competència professional, encara que sempre amb un aire certament grotesc i extremadament esquemàtic.
Els doctors operístics del segle XIX comencen a ser ja més seriosos, encara que també en fan de les seves. Vejeu sinó el Dr. Dulcamara que, a L’Elisir d’Amore enganya al protagonista, Nemorino, fent-li creure que un simple vi de Burdeus que li recepta és l’elixir d’amor que l’ajudarà a conquerir la soprano Adina. Dit sia de pas, en tot allò que es pugui curar amb un bon burdeus, deixem-nos estar de receptes magistrals ortodoxes.
Potser el primer metge seriós de la història de l’òpera és el cirurgià que extrau la bala del pit de Don Alvaro, a La força del destí; si bé, malgrat aquest èxit quirúrgic, la història acaba com el rosari de l’aurora. Un bon doctor.
El contrari del Dr. Malatesta, del Don Pasquale, que utilitza el seu poder psicològic com a metge, per a complicar les coses a la pobreta Norina. Malatesta: tot un mal cap, com el seu nom indica...
Important és, també, el paper del Dr. Grenvil, a La traviata, que prediu i assisteix als últims moments de la desgraciada Violetta, en una mostra de profunda fidelitat hipocràtica al pacient incurable. Verdaderament exemplar.
A l’extrem oposat, el Dr. Miracle d’Els contes de Hofmann, que impulsa a la infortunada Antònia a morir d’arítmia cardíaca, fent-li cantar un fragment musical que es revela com a mortal de necessitat.
Al segle XX, els metges d’òpera són ja de veritat. Apareix un doctor a Pélleas et Melisande, que no pot fer res per a evitar la mort del protagonista; mentre un altre metge cura l’escandalós Baró Och von Lecherman, quan és ferit en una sorollosa disputa a El Cavaller de la Rosa.
Però potser el doctor més impressionant de la història de l’òpera –i el més inquietant, per tota la tensió dramàtica que genera- és el de Wozzek. El Doktor que –sense nom exprés, simplement “der Doktor”- sotmet Wozzek als experiments més durs a canvi de quatre rals, humiliant-lo amb al·lucinacions que el porten a matar la seva esposa Maria i al suïcidi.
Com hem vist –i molt bé ho subratlla el Dr. Stefan Willich, de la Universitat Humboldt de Berlin- hi ha una evolució que fa que des del paper gairebé de bufó a les òperes del segle XVIII, els doctors operístics es vagin sofisticant al llarg del XIX fins que, al XX, aquest rol es depura fins a arribar a la categoria –per perversa que sia- del doctor-investigador de l’òpera d’Alban Berg; el que fa concloure al Dr. Willich que “la dinàmica del paper dels metges al llarg de la història de l’òpera reflecteix el desenvolupament de la medecina i il·lustra els canvis en la posició social dels doctors i de l’actitud del públic respecte a la professió mèdica”.
Però el què sí és cert és que la professió mèdica ha retornat a l’òpera aquesta profusió amb la que ha estat tractada, fent aportacions ben importants.
Existeix, avui, una extensa bibliografia de tractats mèdics que contemplen l’òpera, el cant, com a camp d’estudi.
I hi ha, avui també, un bon nombre d’institucions que, com l’Institut de Fisiologia i Medicina de l’Art (de Terrassa) o Médecine des Arts (de Montauban, a França) s’ocupen dels aspectes pràctics d’aquesta peculiar relació.
Per què tot això?
La raó és molt simple.
Els cantants són músics que no toquen cap instrument. Ells mateixos són el seu propi instrument. I això, automàticament, genera una inevitable neurosi que requereix la presència, l’assistència gairebé permanent, del luthier. En aquest cas, el luthier és el doctor.
El Dr. Josep Rumbau ha estat, durant una pila d’anys, en la seva qualitat de Cap del Servei Mèdic del Gran Teatre del Liceu, un dels luthiers de la veu humana més importants del país.
El fet que ell mateix hagi practicat el cant -els puc assegurar que d’una qualitat musical molt poc comuna- ha ajudat molt no sols a la seva formació tècnica, sinó a la confiança que, aquest fet, genera entre els seus pacients.
Però, sobre tot, el que m’agradaria subratllar en aquest acte és no tan sols la tècnica, sinó la passió que el Dr. Rumbau ha posat en la seva tasca de luthier de cantants. “Res d’important, en aquest món, por dur-se a terme sense passió” –confessa un filòsof tan racionalista com Hegel. I això és especialment aplicable al Dr. Rumbau.
Permetin-me recordar tres anècdotes viscudes al seu costat que, d’alguna manera, expliquen aquesta passió.
Érem tots dos gairebé uns marrecs quan, a principis dels anys seixanta, es va reposar el Parsifal al Liceu. Seguint la tradició bayreuthiana, a mitja tarda sortia la trompeteria de l’orquestra, vestits tots d’època, al balcó central del teatre i tocaven el leit-motiv de l’òpera, per anar creant ambient. El Dr. Rumbau i jo ens escapàvem de classe per a ser-hi i, quan començaven a sonar els acords solemnes -......................- fèiem una genuflexió totalment reverencial i ens quedàvem agenollats, al mig de les Rambles, mentre durava la fanfàrria.
Anys més tard, un tenor excepcional –avui gairebé oblidat malgrat haver lluït una de les veus amb més sensibilitat del segle XX- va cantar a Barcelona, acompanyat al piano per la seva muller: es tractava de l’Anton i la Hilde Dermota. Després del concert, Joventuts Musicals va oferir un ressopó a l’entrayable “Camarot Granados”, del que fou Hotel Manila. No em preguntin com, però el Dr. Rumbau i jo ens hi vam colar. A la sala hi havia un piano estratègicament dissimulat. Després de l’àpat, un altre doctor, en Jordi Roch, va demanar al Mestre que ens regales alguna cançó. Amb un candor totalment desarmador, la Hilde Dermota que com a bona acompanyant-muller-mànager vetllava pels interessos familiars, va dir: “Si és que no hem portat cap partitura!” En qüestió de poquíssims minuts, quatre o cinc com a molt, el Dr. Rumbau va volar –literalment- fins a casa seva (a les Rambles, cantonada Hospital) i es va presentar triomfant amb un llibrot a la mà, proclamant amb veu poderosa: “Heus ací una partitura!”. Es tractava, nogensmenys, que de La Bella Molinera. Divertit per la juguesca, l’Anton Dermota ens va oferir una vetllada inoblidable.
A finals dels seixanta, l’excels Carlo Bergonzi va venir a fer, al Liceu, la seva obra predilecta, Un ballo in maschera. Acabava de realitzar (just al 1966) el millor dels enregistraments que hi ha al mercat, sota la direcció d’Eric Leinsdorf, amb Leontyne Price y Robert Merrill. El Dr. Rumbau, després d’ensinistrar-nos convenientment, va capitanejar un grup d’estudiants entusiastes que, meravellats per la prestació bergonziana –que tingué, a Barcelona, una nit excepcional- vam estar aplaudint durant una vintena de minuts, obligant l’elenc a salutacions infinites. Molt de temps després, en un sopar oficial a Parma (a Itàlia) organitzat per la Presidència italiana de la Unió Europea al que jo acudia com a Director General, representant el Govern espanyol, vaig tenir el plaer, doblat d’honor, de que coneixent la meva qualitat de músic, m’asseguessin al costat d’en Carlo Bergonzi, aleshores ja retirat de l’escena, però molt actiu encara en l’ensenyament de cantants, a la seva Acadèmia Verdiana; que té com a seu un preciós i confortable hotel de la seva propietat –I due foscari- a Busseto, la vil·la on Verdi va estudiar, després de que el refusessin com alumne al Conservatori de Milà. Vaig evocar al Mestre Bergonzi aquella actuació al Liceu i, agafant-me afectuosament del braç, em va dir: “És una de les actuacions de la que, amb 40 anys d’escenari a l’esquena, en guardo millor record”. El Dr. Rumbau en va ser, en bona manera, la causa.

Senyores, senyors; amigues i amics,
Per què és important aquest llibre –Medicina del Cant- que avui presentem?
Doncs, al menys, per quatre raons:
Primera, perquè la riquesa creativa d’un país no sols es mesura per la productivitat artística que genera, sinó també per l’aparell crític i analític que, de mica en mica, va configurant.
Un aparell crític i analític que es situa entorn del producte cultural, constituint un corpus que, embolcallant-lo, li dona consistència i retroalimenta.
El nostre és un país on sempre –tot i en els moments més ensopits d’aquell erm cultural que fou la dictadura franquista- es publicaren llibres sobre música. I és curiós que l’òpera ocupés, quantitativament, un lloc ben important dins d’aquella producció bibliogràfica.
Durant uns anys, em vaig ocupar de la ressenya de llibres de música al suplement cultural setmanal d’un periòdic madrileny –el gloriosament fenescut Diario 16. Doncs bé, el nombre de llibres dedicats a l’òpera que rebia assolia percentatges que anaven d’un quart a un terç de la producció total.
I si l’òpera és un sector bibliogràfic, dins del general musical, ben servit des del punt de vista quantitatiu, correspon que ho sigui, també des del qualitatiu. I la diversificació i especialització de les matèries tractades o dels angles des dels que s’enfoca aquesta contemplació (en aquest cas, des dels ulls de la medicina) és un factor que afavoreix la qualitat del corpus al que abans em referia.
Segon, perquè aquest és un llibre polièdric, subjectivament i objectiva.
Subjectivament, perquè si bé el Dr. Rumbau n’és el factotum fonamental, ja que no sols n’és el Director i Coordinador, sinó l’autor directe de dotze dels seus vint-i-tres apartats (més de la meitat), el llibre compta amb l’aportació d’altres dotze autors, dels que vuit són metges, professionals de la medicina (les doctores Begonya Torres i Montserrat Bonet, i els doctors Óscar Biurrún, César Picado, Albert Grañena, Joaquim Mansilla, Daniel Figuerola, Joan Corbella i Ramon Sancho), als qui –donant un contrapunt altament interessant i novador- s’afegeixen tres expertíssims professionals en manteniment, tots del Gran Teatre del Liceu (com és el cas dels senyors Lleonard Garuz, Toni García i Guillem Palau), i un professor de tècnica vocal i interpretació del cant, el mestre Ferran Gimeno.
Objectivament, pel fet que aquestes aportacions amplien sensiblement l’horitzó que és tradicional en aquest tipus d’obres, limitat als problemes d’otorrinolaringologia o foniatria. Aquí, ens parlen psiquiatres, cardiòlegs, neuròlegs, endocrinòlegs, traumatòlegs, hematòlegs i oncòlegs; donant una visió molt més rodona, més sencera, més holística, en definitiva, del que representa la medicina del cant.
Tercer, perquè l’origen d’aquest llibre es situa en un dels fenòmens més novadors de la producció literària dels últims temps: en un blog informàtic que el Dr. Rumbau té i manté, a la meravellosament il·limitada xarxa d’internet, amb la passió que el distingeix i que abans he intentat de posar en evidència.
Ja sé que, segons com, els blogs ens fan arrufar el nas als qui ens preocupem del nivell intel·lectual dels materials que la xarxa –cada vegada més poderosa- pot oferir. Però els blogs són com el colesterol: n’hi ha de bons i de dolents, i els uns compensen els altres. En tot cas, és un alleujament intel·lectual comprovar com d’una tècnica de punta, en surten productes fiables i ben fets, com aquest llibre.
Finalment, quart punt. Perquè si partim de la base que, per a estimar una cosa s’ha de conèixer, aquest llibre, des de l’apropament gairebé íntim que proposa al cos i a l’esperit del cantant, ens permetrà de descobrir punts molt interessants que ens poden aclarir moltes coses, i fer-nos entendre, d’una manera més cabdal, aquest món tan atractiu i complicat que és el món del cant, el món de l’òpera.
El llibre s’obre amb un afectuós pròleg que en Josep Carreras –que tant ha hagut de tractar amb metges!- ha dedicat al Dr. Rumbau i al seus col·laboradors.
Voldria acabar les meves paraules transcrivint i subscrivint personalment, el què diu en un dels seus darrers paràgrafs:
El treball preparat i dirigit pel Dr. Rumbau es fruit de l’amor a la medicina i a l’òpera. Si a aquestes motivacions unim el fet que conté les aportacions de professionals de primer nivell, podem afirmar que es tracta d’una obra cridada a divulgar-se en tots els àmbits operístics, tant de casa nostra com a l’estranger, i que, pel seu enfocament global serà un text de referència per a metges, cantants, professors i estudiants de cant”.
Què més dir?
Doncs: enhorabona, Doctor Josep Rumbau i demés autors de Medicina del Cant!.
Enhorabona!
A tots vostès, moltes gràcies per la seva atenció.