diumenge, 30 de desembre de 2007

Despedida del año


Queridos blogueros operísticos,

El presente año acaba e, igual como les decía el año pasado por las mismas fechas, el mundo está que arde. Parece claro que la humanidad no sabe salir de sus inercias de tantos siglos de historia y sigue peleando y haciéndose matar por lo mismo de siempre o en nombre de lo de siempre. Mientras, el planeta está entrando en fase agónica pero parece que no importe a demasiada gente, aunque afortunadamente cada día hay más personas concienciadas.
E igual que el año pasado les vuelvo a decir ¡Señores, no se desanimen! Mientras haya quien haga música, escriba poesía o sienta el arte profundamente no estará el mundo del todo perdido porqué habrá sensibilidad. Sensibilidad para ver, para oír, para sentir, no sólo la belleza y el atractivo de la Naturaleza, sino también la profundidad de la conciencia humana, de la que todos formamos parte, con sus cortas alegrías y fugaces placeres pero también con su insondable sufrimiento. Y no me refiero al sufrimiento físico que también lo hay, sino y sobre todo al sufrimiento o dolor psicológico y al temor o miedo que están anclados en lo más hondo de nuestro ser. ¡Siéntanlo! No es su dolor o su miedo, ¡Es nuestro dolor y nuestro miedo! Común a toda la humanidad. Y si hay alguien que, en su inconsciencia, le parezca que no siente dolor o no tiene miedo, que pase revista a sus más vivos deseos no complacidos, a sus frustraciones profesionales o sociales, a la pérdida de sus seres queridos o al temor a quedar mal, a lo qué dirán, a hacer el ridículo o a perder el honor, a perder el puesto de trabajo, a la incertidumbre económica o el simple temor o miedo a la enfermedad y a la muerte. Es bueno tener conciencia de ello porqué es liberador.

Lejos de deprimirnos o dejarnos llevar por el mal humor vamos a celebrar el fin de año y el inicio del año nuevo con MÚSICA, como no podría ser de otra manera. La MÚSICA que expresa, como ninguna otra forma de arte, la alegría y el dolor humanos y que tanto nos hace disfrutar a los que tenemos la inmensa suerte de ser melómanos impenitentes.

Les deseo un año nuevo con paz, armonía y buena música.

4 comentaris:

CresceNet ha dit...

Gostei muito desse post e seu blog é muito interessante, vou passar por aqui sempre =) Depois dá uma passada lá no meu site, que é sobre o CresceNet, espero que goste. O endereço dele é http://www.provedorcrescenet.com . Um abraço.

quim ha dit...

Josep, ara entenc quanta raó tenia Boeci quan parlava del 'consol de la filosofia'. Per a tu també un bon any d'armonia i pau, i que el sentiment d'estar vius vingui sobretot del gaudi dels bons moments.

quim ha dit...

Josep, ara entenc quanta raó tenia Boeci quan parlava del 'consol de la filosofia'. Per a tu també un bon any d'armonia i pau, i que el sentiment d'estar vius vingui sobretot del gaudi dels bons moments.

Anònim ha dit...

Per saecula saeculorum, amen.
Josep