diumenge, 29 d’abril de 2007

Peter Pears, Benjamin Britten, Schubert y algo más

LA BELLA MOLINERA. FRANZ SCHUBERT
PETER PEARS, tenor. BENJAMIN BRITTEN, piano.
Das Wandern

Wohin

Der Neugierige

Mein

Dudley Moore "Little Miss Britten"

Les invito a ver y a oír unas grabaciones históricas de Peter Pears y Benjamin Britten interpretando algunas canciones del ciclo "La Bella Molinera" de Franz Schubert. Al final, y como nota de buen humor, he encontrado esta buenísima parodia de Dudley Moore acerca de Pears y Britten. No se lo pierdan!

dissabte, 28 d’abril de 2007

Recordant Anton Dermota





Mireu què he trobat buscant per les entranyes del YouTube: no gensmenys que una gravació del Fidelio de Beethoven de l'any 1955 a l'Òpera de Viena, en motiu de la inauguració del reconstruït teatre, dirigida músicalment per Karl Böhm i cantada entre d'altres (Modl, Schoffler i Weber) per Anton Dermota, aquest gran tenor que va ser-ne el primer de l'Òpera de Viena dels anys 50 i que tant varem disfrutar allí pels anys 70 quan venia sovint a Barcelona, ja amb el cabell blanc, a cantar Lieder acompanyat de la seva esposa i pianista Hilde. Recordeu aquells recitals de La Bella Molinera o El Viatge d'Hivern o el Cant de la Terra al Palau o al Tinell? I quan s'equivocava de lletra i, com deia en Xavier Roca que coneixia bé l'alemany, encara millorava el text? O quan es deixava endur per l'apassionament i cantava donant puntades de peu a terra? Inoblidable!

PUNTO DE INFLEXIÓN


Foto: Teatro romano de Palmira en Siria. Uds. se preguntarán ¿qué tiene que ver con el texto? Pues absolutamente nada, pero me gusta el color de esa piedra a la luz del poniente. Foto propia.

Como habrán podido comprobar los que vayan siguiendo este blog, he llegado a un punto de inflexión, ya prácticamente agotados los temas en relación con la medicina del canto y estando además a disposición de quien quiera la libre consulta del libro Medicina del Cant (traducido ya al castellano), que no se extrañarán pues que los artículos que vayan saliendo se refieran mucho más a otros temas como mi visión crítica personal de las óperas o conciertos a los que asista a pesar de ser consciente lúcido de mis limitaciones en historia de la música y otras artes en general. También iré poniendo las fotos, videos o grabaciones de audio que considere interesantes, así como los comentarios sobre lo que crea conveniente en cada momento.
Y es que en la vida, queridos blogueros operísticos, si existe alguna cosa realmente cierta e inmutable es que todo cambia, no hay nada que sea permanente. Así, voy a cambiar el título del blog por el de “Medicina del Canto, ópera, música y otras cosas”. Asimismo, voy a escribir artículos también en catalán, de manera que se tratará de un blog bilingüe tal como es la tozuda realidad de cada día en Barcelona. No se asusten los castellanohablantes, especialmente los universitarios. Me van a entender igual o casi igual. Es una lengua latina ¿O no entienden cuando leen alguna cosa en italiano o portugués? ¿Verdad que sí? De manera que les agradezco de antemano el pequeño esfuerzo que harán al leerme en catalán, si les apetece, claro. De este modo un servidor podrá también expresarse en su propia lengua y Uds. ampliarán su bagaje lingüístico que nunca viene mal.
Gracias por su paciencia.

dijous, 26 d’abril de 2007

Richard Wagner Parsifal.


Miren lo que he encontrado. Se trata de una reciente producción de Parsifal en el Teatro Mariinsky de San Petesburgo, dirigida musicalmente por Valery Gergiev y con Plácido Domingo en el papel protagonista. El inesperado final con la escena de El Séptimo Sello de Bergman no tiene desperdicio.
Que lo disfruten.

diumenge, 22 d’abril de 2007

El Holandés Errante en el Liceu

Foto: Primera escena del primer acto del Holandés Errante de R. Wagner en el Liceu. Fotos de Antoni Bofill.

Hoy he asistido en el Gran Teatre del Liceu a la representación de “Der fliegende Holländer”, música y libreto de Richard Wagner.
Nueva coproducción Gran Teatre del Liceu/Teatro Real. Se ha interpretado bajo el siguiente reparto:

Daland: Eric Halfvarson
Senta: Susan Anthony
Erik: Kurt Streit
Mary: Julia Juon
Timonel: Norbert Ernst
El Holandés: Alan Titus

Orquestra Simfònica i Cor del Gran Teatre del Liceu
Cor de Cambra del Palau de la Música Catalana

Dirección de los coros: José Luis Basso/Jordi Casas Bayer
Dirección musical: Sebastian Weigle
Dirección de escena: Àlex Rigola

Primera consideración, dos horas y media de función (tres actos) y todo de un tirón sin descanso alguno. ¿Alguien ha pensado en el público de edad avanzada? ¿Y los prostáticos o las señoras con problemas de retención urinaria, que son bastantes? No entiendo por qué ese asunto es tan difícil de entender. Simplemente lo considero una falta de respeto al público.

Dicho esto, la producción, respetuosa con el argumento de la obra, está ambientada en la época actual, con decorados y colorido vistosos. El primer acto, con la aparición impactante del enorme buque fantasma, retro-proyectado sobre una pantalla detrás del puente del barco de Daland, está muy bien resuelto, así como la bajada del Holandés por la escalera de su propio barco.

El segundo acto está ambientado en lo que parece ser una factoría de conservas de pescado en la costa de un pueblo nórdico. Por unos grandes ventanales se muestra el mar con su oleaje y tránsito de petroleros incluidos. El coro femenino representa a las empleadas de la factoría en el momento del desayuno o de un descanso laboral, y para hacer más actual la escena, por fuera del ventanal se puede ver a unas empleadas fumando. El acto va transcurriendo bien hasta que durante el dueto entre el Holandés y Senta, aparecen detrás de los ventanales tres parejas besándose y dando vueltas como las bailarinas de las cajas de música. Todo ello bastante cursi y sin ningún motivo que lo justifique.
El tercer acto muestra una plaza del pueblo frente al mar con las olas batiendo espectacularmente contra las rocas levantando montañas de espuma. Hasta incluso aparece un perro labrador que sale al encuentro del timonel. Esta escena cambia con el fragor de la tempestad y la espuma de las olas se vuelve roja como la sangre, y por detrás de los ventanales aparecen tres muchachas completamente desnudas bailando o contorneándose con pinta de “furias infernales” de “Els Pastorets”*, en versión "operísticamente actualizada".

En fin, una puesta en escena que, como decía mi amigo Casán, entre las chicas fumando fuera, el perro de verdad corriendo por el escenario, las parejas besándose y dando vueltas, y las olas del mar, recordaba aquéllas direcciones escénicas de Diego Monjo, allí por los años 70/80, en las que todo debía parecer de verdad, aunque ello no aportara nada a la dramaturgia de la ópera. Sólo faltaba que las trabajadoras de la factoría envasasen pescado de verdad (con olor y todo, claro).
Resumiendo, la puesta en escena de Àlex Rigola respeta el argumento, utiliza detalles de gusto dudoso que no aportan nada a la dramaturgia de la ópera y los personajes principales no quedan dramáticamente bien definidos.

Desde el punto de vista musical, la dirección de Weigle me ha parecido sólida y “musical” valga la redundancia. Ha estado especialmente inspirado en las frases más líricas haciendo cantar a la orquesta que ha sonado estupendamente.

Alan Titus (en la foto de la izquierda) que prestaba voz al Holandés, ha cantado con contundencia y expresividad su atormentada parte. Su voz baritonal es muy buena en medios y agudos pero adolece de sonido suficiente en los graves. Así y todo, ha obtenido un merecido triunfo con sonoros bravos y aplausos.

Susan Anthony a quien conocí en el Liceu hace años cuando interpretó a la Emperatriz de “Die Frau onhe Schatten” de Richard Strauss, pesaba 25 Kg más que hoy, y su voz sonaba más brillante y penetrante. La volví a ver la temporada pasada en la ópera “Die Tote Stadt”, en la que estuvo muy artista. Hoy la he visto bien en el sentido del buen cantar que conserva a la perfección, pero su voz evidentemente ha perdido fuerza y "squillo" y, con Wagner, no se puede ir a medias. Creo que no merecía en absoluto los “bues” que le han dedicado algunos maleducados al final, por la sencilla razón que lo ha dado todo en beneficio de su personaje. Estaba yo en primera fila de platea y he visto perfectamente el esfuerzo que ha hecho a lo largo de todo su papel.
Eric Halfvarson en el papel de Daland, ha estado realmente genial con su gran y contundente voz y muy expresivo como actor. Realmente es una suerte poder disfrutar de un cantante como Halfvarson en el Liceu desde hace ya algunos años. Creo que la primera vez que le vi fue en el papel de maestro de armas de “Billy Bud” de Britten y realmente fue una gozada difícil de olvidar.
Kart Streit ha cantado el rol de Eric con soltura y musicalidad pero la calidad de su voz y la manera de encarar los agudos hace que haya sido para mi una prestación del todo olvidable.

Norbert Ernst, en cambio, ha cantado con una bella voz de tenor lírico el papel del Timonel. Pero es que además la línea de canto es perfecta, así como la musicalidad y la homogeneidad de todo el registro: ha sido realmente una gozada.

La Mary de Julia Juon ha sido eficazmente cantada por esta mezzo de voz segura y musical.

Los coros excelentes. Dudo de que se pueda hacer mejor.

Y, para acabar, una novedad. Hoy por primera vez he visto el foso de la orquesta protegido por una red. Ya era hora. Quizás el público no lo sepa pero los músicos de la Orquesta del Liceu han tenido que soportar caídas de objetos varios tanto del escenario como de la parte del público más cercana. La última ha sido una lata de cerveza (llena) que ha partido un labio y roto un diente a un trompista. Bienvenida la red.
* Els Pastorets (los pastorcillos) es una obra de teatro popular para niños que se representa en Cataluña durante las fiestas de Navidad y que glosa la lucha entre el bien y el mal, o más específicamente, entre los pastorcillos y los ángeles de un lado y Satanás, otros demonios y las furias del infierno por el otro, todo ello en el entorno del Nacimiento de Jesús.

P.S. Siempre he tenido el temor (llámenme exagerado) de que un día pueda caer una persona desde el escenario al foso de la orquesta, ya sea un figurante, un integrante del coro, etc. Algunas coreografías y/o movimientos escénicos con gente corriendo por la escena lo pueden propiciar. Una vez, hará un par o tres de años ya cayó un trabajador de escenario al foso y tuvo suerte de no hacerse mucho daño. No sé que hubiera pasado, pero, si el foso hubiera estado "habitado" por la orquesta.

divendres, 20 d’abril de 2007

En espera del "Der fliegende Holländer"


El próximo domingo 22 asistiré en el Liceu a la función de abono del Holandés Errante de R. Wagner, dirigido músicalmente por Sebastian Weigle. Ya les contaré.
Mientras, les invito a ver y escuchar este video de una escena del Holandés presentado en el Festival de Bayreuth de 1985, dirigido musicalmente por Woldemar Nelsson y escénicamente por Harry Kupfer, con Simon Estes en el papel protagonista. Justamente, el último Holandés que ví en el Liceu, hará unos veinte años, fue también interpretado por Simon Estes. Probablemente aquella época fué la de máximo esplendor de toda su dilatada carrera. Un vozarrón de mucho cuidado.

diumenge, 15 d’abril de 2007

Presentación del libro "Medicina del Cant"


Queridos blogueros operísticos,

Tengo el gusto de anunciarles que se hará una presentación del libro virtual Medicina del Cant en el “Gran Teatre del Liceu” durante el próximo mes de octubre, coincidiendo con el inicio de la temporada operística 2007-2008. Todavía no dispongo de la fecha exacta pero no duden que les será comunicada lo antes posible junto con las características de la presentación.
Quiero agradecer desde aquí el amable ofrecimiento de la Directora General del Teatro Sra. Rosa Cullell, así como las facilidades que he recibido de la Jefa de Prensa del Liceu, Sra. Carme Urgell y del Jefe de Mecenazgo y Relaciones Institucionales, Sr. Oriol Aguilà. A todos ellos muchas gracias.
No hace falta que les diga que están todos invitados.
Estoy convencido de que para entonces, o incluso un poco antes, tendremos ya la versión española disponible.

dimecres, 11 d’abril de 2007

La (o el) cantante Nanshé




Después de viajar a Siria y haber podido admirar su bello y variado paisaje y disfrutar de su gente y de sus maravillas arqueológicas, les muestro la fotografía de una réplica de la escultura exhibida en el Museo Nacional de Arqueología de Damasco perteneciente a una cantante de Ur llamada Nanshe, fechada en el año 2.350 antes de Cristo.
Hay una teoría entre los expertos que apoya que se trata en realidad de un eunuco, con lo que, de ser cierta, estaríamos ante el primer cantante castrado conocido de la historia. Lástima que no tengamos ninguna grabación. Esto sí sería una bomba.


Por cierto, les recomiendo vivamente que viajen a Siria. Conózcanla, no tiene desperdicio.