dilluns, 14 de gener de 2008

Recital de Rolando Villazón en el Liceu


Rolando Villazón: tenor
Bryndon Hassman: piano

Gran Teatre del Liceu. Domingo 13 de enero, a las 17:00 h.

Finalmente esta misma tarde ha tenido lugar el tan ansiado recital. Digo ansiado porque había gran expectación para ver qué pasaba con la voz de Villazón. El curso pasado, en el mismo Liceu, durante la Manon de Massenet, problemas vocales en todas las representaciones. Luego, cancelación de compromisos con grandes teatros, la famosa escapada de Salzburg junto a Anna Netrebko y más cancelaciones. Los aficionados se preguntaban con razón qué estaba pasando.
La primera sorpresa para mí ha sido ver el programa del recital de hoy:

Primera parte: Dichterliebe (Amor de poeta), Op. 48 de Robert Schumann. Ciclo completo.

Segunda parte: Chanson Triste de Henry Duparc; Après un rêve de Gabriel Fauré; Ouvre tes yeux bleus de Jules Massenet; cuatro canciones napolitanas de Francesco Paolo Tosti: Ideale, Aprile y Non m’ama più. Y cuatro canciones de Ferran J. Obradors: Al amor; Corazón, ¿por qué pasáis?; Del cabello más sutil; Coplas de Curro Dulce.

¿Un tenor de claro historial operístico cantando lieder de Schumann y para un público heterogéneo, venido de todas partes del mundo, hambriento de ópera? El resultado ha sido una interpretación fuera de estilo, carente, desde mi punto de vista, del suficiente interés como para encandilar al respetable que se ha despachado con toses a mansalva (falta de atención) y conatos de aplausos entre las distintas canciones del ciclo, lo que evidenciaba el desconocimiento de este tipo de repertorio. ¿Se habría atrevido Villazón a cantar “Amor de Poeta” en Viena, pongamos por caso?
La segunda parte, quizás más apropiada a su vocalidad, ha estado mejor cantada a pesar de haber tenido que parar a media canción (creo que era en “Corazón ¿por qué pasáis?” con flemas en la garganta y salir por un momento del escenario para, supongo, beber agua y recuperarse. Duparc y Fauré han sido cantados a media voz con un francés aceptablemente bueno y con musicalidad convincente. Muy bien resueltas las canciones de Tosti que ha cantado con pasión y buen gusto. Ha interpretado a Obradors con sentimiento, musicalidad, calidez vocal y arrebato pasional en “Coplas de Curro”.
La gente esperaba con ansia las “propinas” para ver si cantaba ópera, pero no ha sido así. Ha cantado “Muñequita linda” y (según él mismo ha comentado) en agradecimiento al público de Barcelona que tanto le ha apoyado, ha acabado el concierto con la conocida canción “Rosó” (o "Pel teu amor") cantada en catalán consiguiendo levantar de las butacas al respetable que, comprendiendo y aceptando su actual condición vocal, le ha arropado con una calurosísima e interminable ovación que, a su vez, ha hecho emocionar al gran tenor hasta las lágrimas.
El pianista Bryndon Hassman le ha acompañado al piano con eficacia, pero su prestación no ha pasado de correcta.
En fin, una velada emotiva por la interacción sentimental entre cantante y público, sobre todo en la segunda parte, y también preocupante por el estado vocal de Villazón que parece no haber recuperado la frescura de antaño.

Villazón canta con el corazón, se entrega al máximo (lo cual siempre es de agradecer) pero la misma pasión le lleva a “apretar” la voz y a “imponer” algunas notas que, creo, le lastiman la laringe provocando la aparición de flemas (secreciones) que interfieren o impiden la emisión sana de la voz.

10 comentaris:

Agatarco ha dit...

Cantar lied es para especialistas...y Villazon no lo es.
Supongo que como canto es regenerador, pero hasta que punto esta curado?
A lo mejor un poco de silencio hasta su total curacion estaria bien.

Pero quien sabe que le paso...

Josep Rumbau ha dit...

uando vino la temporada pasada para Manon, se incorporó tarde a los ensayos presentando un certificado médico que aconsejaba reposo vocal después de una operación de laringe (¿nódulo?). Generalmente un nódulo suele ser el resultado de un sobreuso o mal uso vocal. Quizás ha cantado demasiado con poco tiempo de recuperación y con parte del repertorio quizás más dramático de lo que debiera. También creo que debería mejorar su técnica vocal. Me da la sensación que ha cantado más por facultades naturales que por una técnica depurada. Su mismo temperamento le traiciona a menudo apretando notas que no debiera apretar con lo de deletéreo que tiene ello para la voz. A mi modesto entender creo que debería dejar los escenarios por una larga temporada, ponerse en manos de un profesional de la técnica y no reaparecer hasta tener la voz en su sitio y bien apoyada en toda su tesitura. Ello es realmente difícil porqué cuesta dejar viejos hábitos pero creo que si no lo hace le va a costar cantar ópera cada vez más. ¡Ojalá que me equivoque!

Estrella ha dit...

tinc per costum "passejar-me" per la globosfera operistica per veure quin pa s'hi dona, i avui no m'he pogut estar i tot i que m'havia promés no dir res respecte del recital d'ahir al final he caigut i jo també he penjar el meu post corresponent. Pero no faig aquest comentari per fer-me publicitat sino per agrair trobar una opinió com sempre tant assenyada com enriquidora. Sense fanatismes facils ni condemnes gratuits. Villazón, crec, está en un moment delicat però de cap manera en un camí sense retorn.

Josep Rumbau ha dit...

Em temo que si segueix cantant de la mateixa manera i apretant la veu no serà la fi del seu camí però si aquest que se li estreterà bastant. I et ben asseguro que estaria molt content d'equivocar-me.
He intentat veure el teu blog però no hi he pogut entrar per no estar-hi convidat.

ximo ha dit...

Hola, acabo de descobrir aquest blog i m'ha semblat molt interessant que una veu amb base tècnica demostrada, opini el que sembla que part del públic del diumenge a la tarda no varem percebre i que d'altres, malgrat que no ens agrada gens que això passi, ho varem percebre de manera fefaent. Gràcies Sr. Rumbau
Es veia a venir que aquella manera de cantar ens portaria a l'estat actual.
M'agradaria que estiguéssim a temps de adreçar-ho, però després de sis mesos de teòric repòs, no em sembla que hagin donat els fruits esperats.

Josep Rumbau ha dit...

Hola Ximo, benvingut al blog.
Sempre sap greu que un cantant tingui problemes d'aquests, pero encara més si el cantant és un artista de debò, com en Villazón, que a més de tenir aquesta veu fosca tant interessant, sap transmetre els sentiments i canta amb un bon gust fora de dubte. Em fa l'efecte que és un intuïtiu important i amb poc treball tècnic n'ha tingut aparentment prou. Això i les facultats vocals excel·lents li han permès cantar fins fa poc. Però cantar només amb el cor té un perill evident. Cal cantar també i sobre tot amb el cap.

Anònim ha dit...

Algú sap què li ha passat al crític d'El País??
Es veu que vem assistir a una revisitació juvenil i mediterrànea del Dichterliebe..pasó un àngel!!
Anna

Anònim ha dit...

No en facis cas. Sempre hi ha algú que ho veu diferent de la majoria. Recorda allò que va dir Juli Cèsar: de gustibus non disputandum est.
Josep

ximo ha dit...

També l'Avui parla d'un Dichterliebe interessant, diferent, "amb possibilitats".
Els crítics ja se sap, son magnífics quan pensen com nosaltres i quan no...
Villazón va prohibir la retransmissió per ràdio del seu concert, tal i com estava previst. Molt content no deu estar, ni del Dichterliebe que tan va agradar al Fancelli o al Cester, o de la Rosó que em va fer plorar.

Anònim ha dit...

En el fons la visió dels crítics, per a mi, té la mateixa validesa que la d'un afeccionat diguem-ne... avançat.
De manera que si a aquests senyors els va agradar la versió "Villazoniana" de l'Amor de poeta, a mi no. Però això no vol dir res. A mi també em va agradar força la versió de la "Rosó", de fet lo l'havia sentit mai tan ben interpretada, idioma a part. Ni la versió clàssica de l'Emili Vendrell ni la que es va atrevir a fer en Kraus amb aguts inventats per a lluïment personal, no li arriben, crec, a la sola de la sabata.
Per tant, que cadascú expressi el què li sembli i tots contents!
Josep Rumbau